Artículos

Se roban carros, menaje y ganado en 15 propiedades en custodia de la Oabi

Imprimir

residencia_incautada

05 Aug 2015 / 04:17 PM /

Menaje, carros, dinero, equipo, semovientes y otros bienes se esfumaron y su destino se desconoce.

Tegucigalpa. 

Un viejo refrán dice que “ladrón que roba a ladrón tiene cien años de perdón”, pero esa idea no justifica el saqueo e irregular manejo que se dio a decenas de bienes incautados al crimen organizado en la zona norte y cuya custodia y administración estaban a cargo de la Oficina Administradora de Bienes Incautados (Oabi).

Información confidencial a la que tuvo acceso la unidad de Investigación de diario LA PRENSA reveló que el irregular alquiler de viviendas aseguradas a bandas delictivas ligadas al narcotráfico y al crimen es solo la punta del iceberg de las graves anomalías que se venían cometiendo en esa entidad en la administración de César Salgado, exdirector regional de la Oabi en San Pedro Sula.

LEA: Exdirector de la Oabi pagaba 6 mil lempiras por alquiler de mansión

Una documentada y amplia investigación del Consejo Nacional Anticorrupción (CNA) detectó también el escandaloso robo de mobiliario, dinero, carros y equipos industriales y de construcción, entre otros enseres, que eran parte del inventario de al menos 15 residencias y haciendas incautadas en los últimos 19 meses en diversas regiones del país.

Algunas de estas propiedades pertenecieron a la banda de Los Cachiros, a Carlos Arnaldo “Negro” Lobo y al guatemalteco Osman Antonio Meza Umaña. El CNA estimó que los bienes faltantes, moras de alquileres varios, depreciación de maquinaria y equipo y gastos innecesarios en seguridad privada generaron un perjuicio económico al Estado valorado en más de 13.2 millones de lempiras.

Lea: Oabi tiene en su poder 1,713 bienes incautados

 

graficos_bienes_incautados

Por este escándalo de corrupción, el Ministerio Público abrió un expediente contra el exdirector regional de la Oabi en San Pedro Sula, César Salgado, yerno del exdirector nacional de esa entidad, Humberto Palacios Moya, e intervino la oficina. Según la denuncia recogida por el CNA, César Andrés Salgado Rodríguez, nombrado administrador de la Oabi en la zona noroccidental por su suegro Humberto Palacios Moya, según contrato 023-2012 en 2012, comenzó a cometer una serie de irregularidades en el manejo de los bienes bajo su responsabilidad. 

Cabe indicar que Salgado Rodríguez fue contratado violentando el artículo 1, numeral 6, de la Ley de Contratación del Estado, ya que es esposo de Holly Argentina Palacios Guifarro, hija de Palacios Moya.

Como parte de la denuncia y las posteriores indagaciones, un equipo del CNA y personal de la Oficina de Bienes Incautados y Decomisados (Ubid) emprendieron en junio de 2014 una gira a unos 15 inmuebles administrados por la oficina regional noroccidental para hacer un levantamiento del inventario en las propiedades listadas. 

Al concluir la inspección presentaron un informe en el que detallaron que una gran cantidad de los bienes y mobiliario incautado estaban faltantes y se desconocía su destino. 

Como parte de ese trabajo se constató con inspecciones y documentación de los inventarios que maneja la Ubid que faltaban patrimonios consistentes en dinero, finos y costosos menajes de casas, semovientes (en su mayoría ganado vacuno), equipos industriales y vehículos automotores y de construcción de los cuales se desconoce hasta hoy su paradero.
De acuerdo con las estimaciones se determinó que el valor monetario de estos faltantes era de alrededor de 8.8 millones de lempiras correspondientes al menaje y otros enseres que no se encontraron en las propiedades inspeccionadas.

Vigilancia y equipo

Otro de los hallazgos se refiere al arrendamiento irregular de una propiedad en la que se explotaba una arenera y el alquiler del equipo de construcción bajo administración de la Oabi a una persona particular, transacción en la cual el Estado tuvo un millonario perjuicio económico por ingresos que dejó de percibir.

Según lo investigado por LA PRENSA, el 9 de abril de 2013, los señores Julio César Posadas Medrano y Marlon Adán Posadas Medrano firmaron un contrato de arrendamiento por el predio en La Lima, que incluía dos volquetas y una retroexcavadora. 

Un análisis financiero de la depreciación del equipo alquilado determinó que el Estado perdió cerca de 180,000 lempiras anuales. 

La investigación indicó que las volquetas y la retroexcavadora arrendadas se encuentran en el departamento de Olancho, pero su ubicación y estado actual se desconocen. 

También se descubrió la contratación de los servicios de vigilancia para varias propiedades a la compañía Tecnologías Aplicadas de Seguridad (TAS), propiedad de John Charles Bográn Velásquez, implicado en el desfalco del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS).

El CNA asegura en su informe: “Bográn y César Salgado cometieron una serie de irregularidades, como pagar una gran cantidad de guardias, de los cuales la Oabi no tenía un verdadero control, causando un perjuicio de 540,000 lempiras. Adicionalmente, Salgado le había rentado a Bográn Velásquez una bodega en Río Blanco, desconociéndose los valores reales que pagó por el alquiler de este predio”.

Asimismo se documentó el decomiso de una camioneta de lujo Nissan Pathfinder, la cual fue enviada a las oficinas de la Oabi en San Pedro Sula por un miembro de las Fuerzas Armadas; sin embargo, este vehículo fue destruido, lo que ocasionó un perjuicio de L350,000 al Estado.

LA PRENSA intentó llevar la reacción del actual director de la Oabi, Francisco Zavala, pero en su oficina de relaciones públicas indicaron que la institución no se referirá al caso en vista de que se encuentra en manos de la Fiscalía.

Tomado de Diario La Prensa - http://www.laprensa.hn/honduras/865916-410/15-casas-incautadas-por-la-oabi-fueron-saqueadas




Miembros de la Asamblea del CNA

Colonia San Carlos, Calle República de México, Tegucigalpa, Honduras
Tels.: (504) 2221-1181 / 2221-1301 FAX: (504) 2221-1775 | info@cna.hn | www.cna.hn

Free Joomla Templates